Platicando con un amigo que acaba de terminar su relación amorosa, me contaba que decidió ponerle punto final a su historia de amor la cual ya llevaba casi 2 años, por culpa de malos entendidos, falta de comunicación y peleas tontas sin sentido. Lo que me hizo reflexionar y escribirte esta nueva carta.

__________❤️ __________

Hola corazón:

¿Cómo sigues? Sé que ya mejor, que te sientes más tranquilo y decidido a seguir adelante con todos esos hermosos proyectos que tienes latiendo dentro de ti, que has trabajado a marchas forzadas por bombear sangre a todos mis tejidos, pero también sé que no has dejado de creer en el amor y que por eso guardas la llave para abrirla en el momento más correcto y sensato.

Hoy quiero decirte que me arrepiento de mucho de haberte dañado tanto, de no haber luchado lo suficiente para tenerte completo. Para tenerte contento. 

Qué habría pasado si tan sólo en lugar de reclamos hubiera habido besos, o si en lugar de tener silencios hubiéramos llenado de risas aquellos momentos de tensión. El hubiera no existe dicen las malas lenguas, pero las buenas dicen que sí. Por eso hoy quiero pedirte perdón por haberte apachurrado tanto, por no haberlo dado todo y por haber desconfiado.

Me habría encantado poder compartir más momentos a tu lado, más viajes juntos, haberte hecho más cartas y hasta haber tomado alguna clase de baile para seguirte los pasos cuando me invitabas a bailar. Me arrepiento tanto de no haberte amado lo suficiente como para hacer lo imposible y que te quedaras a mi lado.

Dicen que el hubiera no existe, “dicen”, y lo pongo ente comillas, negritas y subrayado porque lo que digan los demás está de más, hoy es momento de decirte todo lo que siempre quise y hacerte saber que hay una mejor versión de mi que no pudimos conocer.

Voy a resumir todo lo anterior en dos palabras:

Te amo.

__________❤️ __________

Entonces le dije a mi amigo, que no fuera tonto, que escuchara mi experiencia y que desde el interior con su compasión y de sus ganas por amar, luchara por esa persona que ama, que no la dejara ir, porque puede ser que tarde que temprano se arrepienta y cuando eso suceda pues… eso ya se los contaré en otra carta.

Es momento de hacer tus comentarios y compartir la publicación para que esos amores que vagan más que almas en pena, encuentren su pronta resignación. 

Escrito por Oscar Santoyo

Comunicólogo, 26 años, Sports Marketing, Lifestyle, Blogger, amo la Música, las Relaciones Públicas y el Teatro Musical.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s