Hoy quiero compartirles un texto de una chica trotamundos escritora en potencia, espero que disfruten tanto como yo, estas reflexiones donde más de uno nos sentiremos identificados, porque a mí como a ella, en alguna ocasión me toco ser ese, el pendejo. 


“Toma tú mi corazón, te lo regalo, te lo entrego y te lo da mi propia mano, tuyo es, y también te doy derecho en hacerlo pedazos en mi pecho” Odin Dupeyron

Existen un sin fin de tipos de relaciones, y cada que conocemos a alguien encasillamos a esa persona en uno de esas clasificaciones. Pero algo que esta en la naturaleza del ser humano que resume todo ese número infinito de tipo de relaciones y lo que hace que funcione es que siempre existe un Cabrón y un Pendejo.

Así de fácil y sencillo es la naturaleza básica de las relaciones interpersonales, siempre hay una persona que quiere un poquito más, que sede un poquito más y esas pequeñas dosis extras son las que hacen que una relación funcione, que sería del amor sin un amante y un amado.

Orgullosamente me declaro y me pongo la camiseta del equipo de los pendejos en el mundo del amor, y tal vez se pregunten por que esta bien ser un pendejo o por que lo grito a los cuatro vientos, y la razón es: que no importa cuantas veces lloraste o si las cosas no funcionaron, el pendejo siempre lo vuelve a intentar, y siempre ama como si fuera la primera vez, por que señoras y señores el pendejo no se cansa y sin importar si tu corazón esta hecho pedazos, cuando alguien nuevo llega está dispuesto a dárselos.

Por el otro lado el carbón no es así, es meticuloso, cuida cada detalle y evita ser impulsivo, por que el cabrón no esta dispuesto a que le rompan el corazón, no está dispuesto ha hacer un sacrificio sin saber que será bien recibido, pero cual es el punto del amor si no te arriesgas.

Así que si ustedes son de los pendejos no se avergüencen por que todo ese dolor vale la pena, todas estas noches que lloraste, esos recuerdos que intentaste superar, son una de tus mejores cualidades, ser pendejo en el amor es una de las cosas más increíbles que le pueden pasar a una persona en su vida, yo lo consideraría hasta un don.

Ama hasta que te duela, llora hasta quedarte sin aire, dalo todo cada vez que conozcas a alguien por que algún día encontrarás a esa persona que te ame de esa forma que tu amas y entonces todo habrá significado algo y todo valdrá la pena.

Ser un pendejo es liberador, por que no cargas en tu conciencia el saber que lastimaste a alguien, el saber que fuiste amado incondicionalmente, no todos los días alguien te ama.

Así que sonríe, te toco ser de los pendejos.

Por: Maggy PM

Escrito por Oscar Santoyo

Comunicólogo, 26 años, Sports Marketing, Lifestyle, Blogger, amo la Música, las Relaciones Públicas y el Teatro Musical.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s